El lipofilling facial, te contamos todos los beneficios sobre la práctica

A medida que vamos envejeciendo, nuestro rostro atraviesa una serie de cambios, entre ellos la perdida de elasticidad en el tejido y la disminución del volumen de la grasa, lo que genera una apariencia negativa en las curvas de la cara. Es por ello, que surge la popularidad del lipofilling facial, una intervención quirúrgica novedosa, poco invasiva y con grandes beneficios que a continuación mencionaremos.

¿En qué consiste el lipofilling facial?

El lipofilling se puede desglosar en dos términos; “lipo” dando referencia a extraer lo que sobra y “filling” a rellenar lo que falta. Por lo tanto, es una técnica utilizada en cirugías para corregir malformaciones congénitas, neoplasia mamaria, entre otros.  Gracias a los múltiples beneficios que brinda, se ha abierto campo en el ámbito facial.

El lipofilling facial consiste en utilizar la misma grasa del paciente; extraída de alguna zona del cuerpo como el abdomen o cartucheras e injertarla en el rostro con fines estéticos (para producir volumen) o con fines reconstructivos (para corregir efectos de alguna cirugía no satisfactoria o traumatismos).

El lipofilling facial resulta ser una alternativa mucho más duradera y natural que otros tratamientos. En el caso de los rellenos hialurónico, el resultado que se obtiene es de duración limitada.

Procedimiento

Este tratamiento resulta disponer de un procedimiento secillo en consecuencia a la cantidad de grasa que se requiera, por lo que se puede realizar con anestesia local o en conjunto con sedación. Si estás considerando someterte a un lipofilling facial es imprescindible que tengas en cuenta el procedimiento que se llevará a cabo, se puede desglosar en los siguientes pasos:

Extracción de las células grasas, esto se efectúa por medio de una mini liposucción con cánulas específicas en las áreas en donde se encuentre una importante y abundante cantidad de grasa, como por ejemplo, en el abdomen o en las caderas.

Selección y estructuración de las células, en este paso se ejecuta un centrifugado de las células para posteriormente seleccionar a las que sean viables.

Injerto de las células grasas, en este punto es donde las células se infiltran en la zona a tratar por medio de cánulas especiales y una pequeña incisión.

Esta operación, generalmente se puede llevar a cabo en un tiempo no mayor a una hora, dependiendo de las zonas  a tratar. Y al culminar, comúnmente produce inflamaciones, las cuales se deben tratar según las pautas dadas por el médico especialista.

Beneficios

Entre las ventajas del lipofilling facial resalta el ser una técnica capaz de rellenar las líneas de expresión, las pequeñas arrugas y corregir imperfecciones de la piel como las ojeras, obteniendo mejora en la tersura del cutis.

Permite rejuvenecer la expresión del rostro, y del mismo modo aumentar y definir volumen en zonas como los pómulos y los labios.

Gracias a ser una técnica que utiliza las células grasas de la misma persona, no existe cavidad para que el organismo lo rechace, puesto que no lo identifica como un cuerpo extraño, eliminando cualquier tipo de riesgo de negación.

Las incisiones que se efectúan con este tipo de operación son muy pequeñas, por lo cual, las cicatrices llegan a ser casi imperceptibles.

El lipofilling facial garantiza resultados duraderos, es decir, no exige la repetición de dicho método, en excepción de retocar alguna área por falta de volumen o a fin de lograr mayor simetría.

Mejora la calidad de la piel gracias a su composición de células madres, lo que permite mayor generación de arterias y capilares en aquellos tejidos que reciben el injerto y no cuentan con suficiente oxígeno.

Es un procedimiento que se puede usar como complemento de otras cirugías faciales, tales como la blefaroplastia y el lifting.

Resultados

Los resultados del lipofilling facial se obtienen desde su aplicación, pero resultan ser notorios una vez que el proceso de inflamación concluya, lo que puede ser en un periodo de tiempo aproximado de dos semanas; dependiendo del paciente. Sin embargo el tiempo en el que se puede apreciar el resultado de manera óptima es al cabo de seis meses.

Es importante destacar que los resultados de este tipo de tratamiento de cirugía dependen de la persona y distintos factores como sus hábitos, edad, frecuencia de exposición al sol, de si es fumador y hasta de la alimentación.

Ir arriba
¡Bienvenido a Foot&Body!

Consigue tu 5% de descuento*

¿Cómo nos has conocido?:*

*Oferta no acumulable a otras en vigor. Sólo se puede usar UNA VEZ por persona.

Abrir chat