Pieles más sensibles a la depilación láser

Bien es sabido que la depilación láser consiste en una técnica de eliminación de vello a través de un rayo concentrado de luz, el propio láser, que elimina el pelo no deseado. De este modo, durante este tipo de depilación, un láser emite una luz que es automáticamente absorbida por la propia melanina del vello, facilitando así su eliminación.

Hoy en día, esta técnica estética ha llegado a un público mucho más amplio, pero aunque es un procedimiento indoloro es de vital importancia conocer el tipo de láser que mejor se adapta a tu piel. Al fin y al cabo, tu dermis es la que va a soportar de forma directa el rayo de luz.

Tipos de láser en función del tipo de piel

Sin lugar a dudas, el dermatólogo o experto en esta área debe ser quién te aconseje sobre qué tipo de piel tienes y qué tipo de láser necesitas. No obstante, hay varios tipos de pieles sensibles que por norma general requieren un determinado tipo de láser. Y es que, no todos los cuerpos reciben de la misma forma este tipo de depilación.

Las pieles calificadas como “altamente foto – sensibles” como un caucásico con pecas o un albino muy pálido necesitará el láser Alejandrita.

  • Las pieles “muy sensibles al sol” son propensas a quemarse y se broncean poco, un ejemplo básico es el caucásico con piel clara. Para este tipo de dermis lo más recomendado es el láser Alejandrita, ya que ofrece resultados muy buenos en pieles blancas y en aquellas que además tienen vello oscuro.
  • Pieles “sensibles al sol” que son propensas a quemarse y broncearse lentamente. Un ejemplo claro puede ser una mezcla caucásica. En este caso el láser Alejandrita sería una opción, pero también se puede optar por el láser de diodo. Se dice que el láser de diodo es el sistema de depilación más efectivo e indoloro.
  • Pieles sensibles que raramente se queman ante la exposición al sol, por tanto son pieles que consiguen un bronceado moderado. En este caso, el método de depilación láser es sin duda el de diodo.
  • Pieles “insensibles” al sol, que nunca se queman y tienen la piel pigmentada profundamente. En este caso el diodo es la opción perfecta.

Independientemente de tu exposición al sol, debes ser consciente de que tu tipo de piel influye de manera directa en el tratamiento de depilación que se adecua correctamente a tu cuerpo. No obstante, es cierto que la media de clientes se decanta por el láser diodo, ya que puede aplicarse en cualquier época del año y es ideal para el tipo de vello y color de piel más habituales en España.

Sin embargo, la luz pulsada o fotodepilación también es una alternativa que trabaja el campo del vello más fino o de color claro, ya que no es una tecnología láser. En la mayoría de los casos, los expertos aconsejan combinar este tratamiento con la depilación láser durante las últimas sesiones para garantizar el resultado esperado.

Ir arriba
¡Bienvenido a Foot&Body!

Consigue tu 5% de descuento*

¿Cómo nos has conocido?:*

*Oferta no acumulable a otras en vigor. Sólo se puede usar UNA VEZ por persona.

Abrir chat