¿Qué puede provocar una falta de hidratación en la piel?

La deshidratación de la piel es un problema en el cual se pueden ver afectados todos los tipos de pieles, ya sea que tengas la piel seca o grasa. Desafortunadamente, si no se mantienen unos cuidados mínimos de la piel, los efectos de la falta de hidratación provocará grandes problemas cutáneos como el deterioro y envejecimiento.

Una falta de hidratación en la piel puede estar provocada por múltiples causas. Ya sea la falta de agua en el organismo, temperaturas extremas, entre muchas otras, la deshidratación afecta gravemente el aspecto fatigado a la piel. Por ello, es importante conocer tu tipo de piel y las razones que provocan una piel deshidratada.

Principales causas de la falta de hidratación en la piel

Aunque puede haber muchas, a continuación vamos a hablar de las causas más comunes.

No beber suficiente agua

La falta de agua en el organismo es de las principales razones por la cual se deshidrata la piel. Tomar suficiente cantidad de agua, generalmente entre 2 litros diarios, te ayudará a conservar una piel saludable y lozana.

Exposición prolongada al sol

Es importante que apliques diariamente protector solar a tu piel. La exposición prolongada al sol sin ningún tipo de protección puede provocar una falta de hidratación en la piel, además de la aparición de manchas y arrugas prematuras.

Malos hábitos y una alimentación deficiente

Los vicios como el cigarro, el alcohol y la cafeína resecan la piel, obstruyen los poros y comprometen el sueño. Todo esto, junto a una mala alimentación, son responsables del desgaste del organismo, provocando así, daños notables a la piel

Falta de vitaminas

Cuando se tiene una mala alimentación, producto de dietas con alto contenido calórico y de carbohidratos, frituras y azúcares, la piel va perdiendo poco a poco su brillo y luminosidad natural debido a la falta de hidratación. Los especialistas recomiendan, además de mantener una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios, consumir complementos vitamínicos. 

¿Cómo saber si tengo la piel deshidratada?

Existen muchas formas para comprobar si se padece de una piel reseca. Aprender a identificar los síntomas es el primer paso para poder realizar tratamientos correspondientes o simplemente mejorar los hábitos.

La deshidratación de la piel se manifiesta por una pérdida de esplendor y brillo. Esto se produce, principalmente, cuando se expone la piel a los rayos UV. Asimismo, uno de los signos más evidentes son las pequeñas arrugas que comienzan a aparecer, las cuales pueden tener una sensación más o menos intensa y persistente de piel tirante.

Sin duda, al conocer cuáles son los primeros síntomas y características de la piel deshidratada, te permitirá aplicar métodos correctivos que te permitan rejuvenecer la piel y le devuelvan la suavidad característica de una piel saludable. 

¿Cómo evitar la deshidratación de la piel?

Para evitar que la piel sufra de falta de hidratación es importante seguir los siguientes consejos:

  1. Beber diariamente 2 litros de agua para mantener bien hidratada la piel
  2. Descansar bien es fundamental para mantener el cuerpo lo más saludable posible
  3. Comer de forma saludable y evitar vicios proporcionará grandes beneficios a nuestra piel
  4. Cuidarse del sol con protector solar factor 50

La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo, ya que protege de amenazas ambientales como bacterias y es capaz de alertar sobre la salud física y mental de la persona. Al tomar estas previsiones y mejorar nuestros hábitos, es posible combatir la falta de hidratación de la piel.

Ir arriba
¡Bienvenido a Foot&Body!

Consigue tu 5% de descuento*

¿Cómo nos has conocido?:*

*Oferta no acumulable a otras en vigor. Sólo se puede usar UNA VEZ por persona.